Limpieza de Calzado

¿Eres de los que llevan los zapatos siempre impecables, o por el contrario no encuentras el momento de cuidar de ellos? Como todas las prendas, nuestro calzado requiere de un cuidado especial, sobre todo aquel que utilizamos a diario, si queremos que nos dure mucho tiempo. Hoy, en el blog de EscapeShoes, te contamos como puedes cuidar de tu calzado fácilmente y a bajo coste. 

¿Eres esa persona que tiene siempre los zapatos impecables o, por el contrario, no encuentras el momento ideal para cuidar de ellos?

Como cualquier otra prenda de vestir, nuestro calzado también requiere un cuidado especial, sobre todo, si lo utilizamos diariamente y si queremos que dure mucho tiempo. Hoy, en el blog de EscapeShoes te contamos todo sobre cómo cuidar tu calzado de forma fácil y económica.

 

¡Si te gusta tener los zapatos siempre perfectos, lee nuestro post de hoy! Te contaremos algunos trucos para mantener tu calzado siempre bien cuidado. Sabemos que a veces es difícil encontrar tiempo para tratar de la limpieza del calzado, principalmente si requieren un cuidado más específico con productos de limpieza adecuados al tipo de material. ¡No obstante, te sorprenderá lo sencillo que es cuidar de tu calzado en casa!

La primera cosa que debemos comprobar antes de limpiar unos zapatos es su material.  Buscar en la etiqueta posibles indicaciones de limpieza es imprescindible para el calzado más delicado. No limpies los zapatos sin saber cuál es el método recomendado porque podrás estropearlos. Veamos cómo puedes limpiar diferentes tipos de zapatos.

 

Limpieza de zapatillas de lona

El calzado de lona y/o de tejidos sintéticos es el más fácil de limpiar, visto que no requiere productos especiales. Como este tipo de calzado es usado diariamente y en muchas ocasiones para actividades físicas, la suciedad se va acumulando poco a poco. ¡Por eso es importante lavarlos de vez en cuando! Recomendamos lavar cada parte en separado, o sea, retirs la pantilla y los cordones para limpiarlos a parte.

La limpieza de estos materiales es más eficaz con agua fría y un jabón neutro. La plantilla y los cordones deben ser remojados con un poco de jabón, mientras que la superficie de las zapatillas debe ser cepillada. Hazlo primero de forma suave para sacar el polvo y la tierra seca que puede hallarse en el tejido. ¡No te olvides de cepillar la lengüeta! Hecho esto, podemos limpiar la zapatilla humedeciendo el cepillo en agua y jabón, y cepillando con más energía. No es necesario mojar el tejido, basta con humedecerlo.

Podemos retirar el exceso de agua con un paño seco. Una vez limpios, deben secar en un lugar bien ventilado y nunca guardarlos húmedos, para que no queden oliendo mal.

 

Limpieza de calzado en ante o nobuck

Este tipo de material, además de elegante y agradable al tacto, es también más complicada a la hora de limpiar. Debido a su textura aterciopelada, una mala limpieza podrá dañificar su acabado. Existen productos específicos que permiten proteger estos materiales de manchas y salpicaduras de agua, son los impermeabilizantes que en EscapeShoes recomendamos usar. No obstante, en el caso de que no tengas, lo mejor será eliminar las machas lo antes posible, para que no se entrañen en la piel.

La limpieza de este tipo de calzado se hace en seco, sin agua. Con un cepillo de cerdas duras, se cepilla el calzado a contrapelo, suavemente, siempre en la misma dirección, para eliminar la suciedad acumulada. Después, con un cepillo suave, peinamos la piel para dejarla en la posición original.

Uno de los inconvenientes de estos materiales es que, si limpias apenas una zona, habrá diferencias de color e incluso de textura en relación a las demás zonas. Así que, cuando limpies tu calzado de ante o nobuck, límpialo todo por igual.

Limpieza de zapatos en cuero o piel lisa

Finalmente, los zapatos en piel lisa, los que tienen un acabado suave y sin pelo, son lo más fáciles de limpiar. ¡Basta con pasar un paño húmedo sobre la superficie! También puedes eliminar los pliegues e incluso pequeñas manchas aplicando grasa o cera específica para este tipo de calzado.

Habrás notado, que en ningún momento hemos aconsejado a lava el calzado en la lavadora. A pesar de que algunos de nuestros clientes utilizan este método con buenos resultados, los fabricantes no lo recomiendan, una vez que puede dañificar seriamente los materiales. La mejor manera de cuidar tu calzado es sin duda, evitar exponerlos a condiciones de mucho calor, o mucha humedad (excepto aquellos que sean resistentes al agua); guardarlos siempre seco, y siempre que posible, limpio.

Recomendamos también que utilices productos de limpieza específicos para ese calzado especial que tanto te gusta para que lo consigas conservar en buen estado durante mucho tiempo. En la tienda online de EscapeShoes puedes encontrar productos de limpieza de la mejor calidad, pensados para proteger tu calzado. ¡Por ejemplo, la marca UGG Austrália tiene un kit propio para que puedas cuidar tus botas siempre que quieras!

Si quieres prolongar la vida de tu calzado, te recomendamos que sigas los trucos de la página web wikiHow. ¡Ahora ya no tendrás excusas para no tener tus zapatos siempre bien cuidados!

haga clic aquí para visitar nuestra tienda online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *