Limpieza de Calzado

¿Eres de los que llevan los zapatos siempre impecables, o por el contrario no encuentras el momento de cuidar de ellos? Como todas las prendas, nuestro calzado requiere de un cuidado especial, sobre todo aquel que utilizamos a diario, si queremos que nos dure mucho tiempo. Hoy, en el blog de EscapeShoes, te contamos como puedes cuidar de tu calzado fácilmente y a bajo coste. 

La limpieza de calzado es una práctica esencial, aunque sabemos que puede dar algún trabajo y es demorado. Tener el calzado impecable requiere tiempo y algún esfuerzo, y eso que hay calzado que exige cuidados especiales. En el post de hoy, te enseñaremos algunos trucos para limpiar correctamente y sin gran esfuerzo tus zapatos.

Limpieza correcta del calzado

Antes de nada, debes tener en consideración el material del cual es hecho tu calzado: si es sintético, de piel, de ante, textil, u otro. Es muy importante que te fijes en la etiqueta para informarte sobre las indicaciones de limpieza, principalmente en el caso de calzado delicado, como, por ejemplo, el ante o el tejido. Por fin, no te olvides de seguir siempre las indicaciones de la etiqueta para no estropear tus zapatos.  ¡Ahora sí, te contamos algunos de los trucos que te pueden ayudar!

¿Como limpiar zapatillas?

De un modo general, las zapatillas son el tipo de calzado más utilizado diariamente, y por consecuencia, el que más se ensucia, principalmente si lo utilizamos para practicar deporte. Por eso, es muy importante que lo laves con frecuencia. Por otro lado, es también aquel que más fácilmente se limpia. En seguida te explicamos dos maneras para mantener tus zapatillas bonitas y perfectas.

– Limpiar zapatillas de lona

limpiar zapatillas de lona

Antes de nada, deberás sacar los cordones y la plantilla, y colocarlos en agua fría con jabón neutro. La superficie de la zapatilla y la lengüeta deben ser cepilladas con un cepillo seco para sacar el polvo y la tierra que pueda haberse acumulado en el tejido. Después, humedece el cepillo con agua y jabón, y cepilla las zapatillas enérgicamente. No necesitas mojar el tejido, ¡basta humedecerlo! Para retirar los restos de agua, pasa con un paño seco y deja que las zapatillas sequen en un lugar bien ventilado, durante por lo menos doce horas, para que sequen bien y no huelan mal.

– Lavar zapatillas en la máquina de lavar ropa

Sí, a pesar de ser el proceso menos laborioso, es el menos aconsejado por los fabricantes, ya que pueden dañificar los materiales. No obstante, si deseas optar por utilizar la máquina de lavar ropa, te aconsejamos a que los lleves a una lavandería para que sean limpios por profesionales. Aun así, si tienes poco tiempo, sigue los siguientes consejos para que todo salga bien.

limpiar zapatillas

Primero, saca el exceso de lama o polvo con un cepillo antes de colocar las zapatillas en la máquina. Saca también los cordones para que no queden presos en el tambor de la máquina y colócalos, junto con las zapatillas, en una bolsa de red propia para lavar ropa en separado. Lava las zapatillas con alfombras y textiles que no se dañifiquen fácilmente. No los laves a una temperatura superior a 30 grados para que no encojan ni se estropeen. Por fin, déjalos secar en un lugar aireado, sin exponerlos directamente al sol, durante por lo menos 24 horas.

También puedes rellenar el interior de las zapatillas con periódicos mientras secan para evitar que se deformen.

Alerta – Algunas marcas suspenden la garantía en el caso de que esta técnica sea usada.

Limpieza de calzado de ante o nobuck

limpieza de calzado de ante

El calzado de ante o nobuck es más delicado debido a su textura aterciopelada, y cualquier descuido en la limpieza puede estropear su acabado. Por eso, ¡todo el cuidado es poco!

Utilizar un impermeabilizante en este tipo de calzado puede significar su salvación, y por eso te aconsejamos su utilización. No obstante, en el caso de que no lo uses, deberá limpiar las manchas lo más rápido posible para que no se entrañen en la piel.

Te recomendamos que utilices un cepillo de cerdas duras para cepillar suavemente los zapatos a contrapelo, de forma a eliminar la suciedad acumulada. Después, con un cepillo suave, peina la piel para dejarla en su posición original. Es muy importante que no utilices agua para limpiar este tipo de calzado y límpialo por completo, ya que, si limpias apenas una pequeña parte, te arriesgas a provocar diferencias en el color, e incluso en la textura.

Limpieza de calzado de cuero o piel lisa

En lo que toca a zapatos de piel lisa, la limpieza es más sencilla. ¡Solo necesitas pasar un paño húmedo por la superficie y ya está! Si quieres eliminar pliegues o pequeñas manchas, aplica grasa o una cera específica.

limpieza de calzado de piel

¿Como limpiar sandalias con cuña de yute?

Cuando llega el verano, a nosotras las mujeres, nos encanta andar con sandalias y las de cuña de yute son uno de los modelos más usados, y por eso, fácilmente se ensucian. ¿Cómo las podemos limpiar sin estropearlas? En este caso, te aconsejamos a que las mojes lo mínimo posible, limpia bien con un paño húmedo y jabón neutro, y friega poco a poco, suavemente, para no correr el riesgo de dañificaras. Caso sea necesario, sécalas con un secador de pelo, a una temperatura intermedia y manteniendo el secador siempre en movimiento para evitar sobrecalentar las sandalias.

sandalias con cuña de yute

 

Manutención del calzado

Para que tu calzado mantenga la calidad y dure más tiempo, hay determinadas cosas que puedes hacer, y son tan sencillas como utilizar productos impermeabilizantes antes de calzarlos por primera vez. Para los zapatos que ya usas diariamente, puedes seguir algunos trucos que compartimos a continuación.

¡Si lo primero que haces cuando llegas a casa es descalzar los zapatos y guardarlos en el armario, entonces para! Evita dejar el calzado en un sitio cerrado, déjalos airear naturalmente. Si puedes, coloca una hoja de periódico o de papel absorbente dentro del calzado para que absorba la humedad de la transpiración, de forma a prevenir los malos olores y el desarrollo de bacterias causadoras de hongos. Intenta limpiarlos a menudo con un cepillo o con un paño para evitar la acumulación de suciedad, y de preferencia, lávalos por lo menos una vez por mes.

No hay lugar a dudas de que la mejor forma de cuidar tu calzado es evitar exponerlo a temperaturas altas y a la humedad, a no ser que se trate de calzado resistente al agua, guardarlos siempre secos y preferencialmente limpios.

 

Atención a la hora de limpiar, te aconsejamos que utilices productos de limpieza específicos para que tu calzado preferido dure mucho tiempo y no corra ningún riesgo. En la tienda online de EscapeShoes, podrás encontrar los mejores productos de limpieza para proteger tu calzado. Si quieres prolongar la vida de tus zapatos favoritos, visita la página wikiHow en donde encontrarás varios consejos. Ahora ya no tienes disculpas para no tener tus zapatos siempre limpios. ¡Sigue nuestros consejos y si conoces alguno más compártelo con nosotros! ¡Hasta luego!

 

clique aqui para visitar nuestra tienda online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *